Skip to main
-
Martes 9 de abril de 2013 - 18:26 hs.



El presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Jorge Ruibal Pino, sostuvo este martes que los casos abiertos en juzgados penales por crímenes ocurridos en la dictadura militar no podrán continuar pese a la posición favorable de fiscales y jueces.

De acuerdo a lo que explicó el jerarca, en todos los casos abiertos los jueces y los fiscales “pueden dar su opinión”, pero “eventualmente van a encontrar una muralla” cuando se expida la corporación.

“Cuando llegue el momento, ya sea si se expide el tribunal o que por alguna razón cuando llegue el fin del expediente penal tenga posibilidad de expedirse la Corte, se va a volver a la solución de la Corte si es que tiene la misma integración que ahora”, afirmó al recordar el fallo que señala que la ley interpretativa de la ley de Caducidad es inconstitucional.

“El proceso puede continuar hasta la sentencia de segunda instancia o casación, instancia en la que vuelve a la Suprema Corte de Justicia”, añadió.

Además, Ruibal Pino recordó que Uruguay suscribió tratados internacionales que ponen énfasis en el principio de legalidad. Ese principio, explicó, impide juzgar a una persona por un delito que no existía al momento de cometer los hechos que después fueron penalizados.

En ese sentido, recordó que Uruguay firmó el tratado que reconoce la desaparición forzada luego que los militares y policías juzgados por crímenes de lesa humanidad cometieron los hechos por los que ahora pretenden ser juzgados.

Las declaraciones de Ruibal Pino llegan luego que la fiscal del caso del maestro Julio Castro, María de los Ángeles Camiño, pidió al juez de la causa, Juan Carlos Fernández Lecchini, mantener abiertas las investigaciones.

La fiscal concluyó que se trata de un caso de lesa humanidad y, por tanto, está regido por la legislación internacional.

 

Ruibal Pino: SCJ será

Ministerio de Educación y Cultura
SODRE
Radiodifusión Nacional