Skip to main

Suscripción a boletín:

Si desea recibir nuestras novedades, envíenos su dirección:

Contenido del dialog UI.

Notas 2015

Con el tratado de la COP21 cambian las perspectivas para el Uruguay de 2030, aseguran
Viernes 18 de diciembre de 2015 - 10:25 hs.

Con el tratado de la COP21 cambian las perspectivas para el Uruguay de 2030, aseguran

Ramón Méndez, responsable del Sistema de Respuesta al Cambio Climático, destacó que el tratado la COP21 firmado en París evitará situaciones que, de no haberse llegado a un acuerdo, serían graves para el país desde 2030 en adelante.

Aunque es responsable del 0.05 % de las emisiones contaminantes, Uruguay sufre mucho los efectos del cambio climático. "Se siguiéramos por el mismo camino desde 2030 empezarían a cambiar muchas condiciones", dijo.

Por ejemplo, la necesidad de desplazar a decenas o cientos de miles por inundaciones, consecuencias tremendas sobre el campo y sobre la producción de riquezas, dijo.

"Para nosotros era fundamental tener un acuerdo de este tipo", dijo y destacó que Uruguay fue muy reconocido por el camino de las energías renovables.


"Tenemos vocación de desarrollo de proyectos novedosos", comentó y puso ejemplos de las herramientas de mitigación que pueden conseguirse: tecnología, capacidades, líneas de créditos, fondos no reembolsables para desarrollar infraestructura resiliente al cambio climáticos, estrategias para afrontar olas de calor o sequías, para desplazar población. También, manejo del agua potable y alertas tempranas, para tener mejor información de lo que va a suceder.


"Apuntamos a que Uruguay no fuera dejado de lado por ser un país de renta media alta. Fue una dura batalla", contó y adelantó que gracias a la negociación habrá una ventanilla donde presentar buenos proyectos.


El documento de París identifica al cambio climático como "una amenaza apremiante y con efectos potencialmente irreversibles" para la humanidad y el planeta.


Se aclara que existe una "grave preocupación" porque los compromisos sumados de todos los países para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) distan aún mucho de las reducciones necesarias para contener la agravación del calentamiento global.


Un objetivo para la segunda mitad del siglo es la neutralidad: que lo que emitimos sea igual que lo que absorbemos, dijo.


El tratado


Es una base y tiene un objetivo histórico, dijo Méndez y lo comparó con una Constitución del mundo. "En París se produjo un cambio de rumbo", destacó.


"Se observó un cambio de las relaciones de poder en el mundo. Parecía que ganaban algunos y terminaron ganando otros", repasó y contó que hubo países que se opusieron hasta último minuto y "no firmaron sonriendo".

Ramón Méndez

 
Ir al sitio web del MEC (se abre en una ventana nueva)Ir al sitio web del SODRE (se abre en una ventana nueva)Ir al sitio web del Auditorio Nacional del SODRE (se abre en una ventana nueva)Ir al sitio web de la Dirección del Cine y Audiovisual Nacional (se abre en una ventana nueva)Ir al sitio web de Televisión Nacional de Uruguay (se abre en una ventana nueva)
Radiodifusión Nacional de Uruguay