nelson_diaz

Escuchar entrevista

Primero fue su seguidor, luego su amigo, representante y productor. Nelson Díaz conoció a Eduardo Darnauchans cuando este vivía en un apartamento de la calle Mercedes, chapa 1732, timbre 802.

A partir de ser su productor comenzaron a realizar algunos ciclos en “boliches que ya no existen” como Perdidos en la noche, Taj Mahal, Amarcord y Utopías. Luego vinieron más y más tiempo compartido, largas veladas.

Fue entonces cuando a Díaz se le ocurrió sugerirle grabar algunas de esas conversaciones. Al principio Darnauchans no quiso, pero después accedió. Era el año 1994. El resultado fueron 22 casetes TDK de una hora y media.

El músico murió en marzo de 2007 sin ver aquellas grabaciones pasadas a papel y tinta.

“Eduardo no llegó a ver el libro; lo iba a ver después de editado”, explicó Díaz a El Tungue Lé.

Una década después de su muerte, el libro “Memorias de un trovador. Conversaciones con Darnauchans”, va por su tercera edición.

Lunes 20 de Marzo de 2017
Ir al sitio web del MEC (se abre en una ventana nueva)Ir al sitio web del SODRE (se abre en una ventana nueva)Ir al sitio web del Auditorio Nacional del SODRE (se abre en una ventana nueva)Ir al sitio web de la Dirección del Cine y Audiovisual Nacional (se abre en una ventana nueva)Ir al sitio web de Televisión Nacional de Uruguay (se abre en una ventana nueva)
Radiodifusión Nacional de Uruguay